Nuestro cerebro está diseñado para estar continuamente pensando en nuestros problemas. Problemas por la mañana, por la tarde, por la noche … y hasta a la cama nos llevamos otros más. Y sin embargo, ¿y si ponemos en nuestra vida nuevas ilusiones en lugar de estar continuamente enfocados en problemas, problemas y más problemas?. Es verdad que el entorno y las circunstancias nos condicionan, pero también es verdad que siempre, repito siempre, podemos elegir nuestra actitud, aún siendo en un pequeño lugar y espacio que nos acerca a ser más grandes en cada instante de nuestras vidas. Amig@s, la grandeza se hace demostrando. Frente a una pregunta, ten tres respuestas.

Mueve El Culo (MEC)

IMG_0173¿Toda esta filosofía sabéis como la llamo yo?: Mueve El Culo, movilízate. Y es hasta evidente que esta forma de arrojarse uno mismo puede generar miedo. Pero también sé que esto se supera con voluntad y entusiasmo. Hay un proverbio árabe que dice:” el que quiere cambiar, siempre tiene una razón y el que no, tiene siempre una excusa”. Déjate de excusas y muévete, empieza con algo tan simple por ejemplo, como hacer todos los días algo que no te apetezca. Tal cual. Ya verás los resultados que obtienes.

Sigue el debate comentando esta emoción

Deja un comentario

 
  1. #4 Fiores Florentino (@Fioresita)

    As simple as it! Aquí no hay Hada madrina que venga a hacer el mundo perfecto. si no te mueves, te mueven! y a segunda opción no es la más recomendada ;).

    • #4.1 jorgepalacios

      Excelente reflexión Fiores!! Gracias!!

  2. #3 Juanjo Garcia

    Jejeje, cuanta razón. Si tuvieramos algo mas de motivación, todo sería diferente.

    • #3.1 jorgepalacios

      Sin duda Juanjo, sin duda … Gracias!!

    • #3.2 jorgepalacios

      Sin duda Juanjo, sin duda … Gracias!!

  3. #2 rociodl

    Que lindo Jorge y que apropiado, gracias!!!

    • #2.1 jorgepalacios

      Gracias … Yo se que tu, al igual que yo, somos gente MEC.
      Un abrazo

  4. #1 Richard corporan

    excelente articulo jorge.

    • #1.1 jorgepalacios

      Gracias amigo!
      Un abrazo