¿Te imaginas pasar toda la vida encerrado?

“Los animales salvajes pertenecen a la naturaleza, no deben estar encarcelados en zoológicos… La libertad es un concepto precioso, y los animales salvajes sufren física y mentalmente por la falta de libertad que el cautiverio les impone” – Virginia Mackenna, activista de Born Free.

Muchos animales, demasiados, pasan toda su vida en cautiverio.

¿Sabías por ejemplo que en los zoológicos los elefantes viven 17 años de promedio cuando en su hábitat natural pueden llegar hasta los 90 años? Los zoológicos no son refugios ni hogares para los animales. A los animales se les impide realizar la mayoría de los comportamientos que para ellos son innatos y vitales, como correr, volar, escalar o acompañarse de otros compañeros de especie.

Ocurre lo mismo con acuarios y parques marinos: Los delfines y las orcas no son los únicos que sufren en los acuarios debido a la falta de libertad. Los peces también lo hacen, les produce cambios en el comportamiento debido a los trastornos psíquicos que padecen por la falta de libertad. La mayoría de los peces poseen una memoria espacial que les habilita a crear mapas cognitivos que les guían a través de los mares y océanos, utilizando claves como sonidos, olores, luces etc. Por ello, estos también sufren enormemente cuando no pueden vivir sus vidas en espacios tan amplios como los ríos, mares u océanos.

Pero existen muchos más problemas en los acuarios, además de los producidos por la falta de espacio. Por ejemplo, es prácticamente imposible controlar la temperatura del agua para que ésta sea la idónea, por lo que cientos de animales no humanos mueren víctimas de ello. Además, los productos químicos con los que se desinfectan los acuarios, les producen heridas en la piel y en los ojos, lo que añade aún más dolor a sus vidas.

Los animales de circo viven menos tiempo a causa del estrés, la tristeza, la vida en cautiverio y los deficientes cuidados que reciben

¿Alguna vez te has preguntado cómo viven los animales en los circos? ¿Te has parado a pensar dónde están cuando no están actuando? Viven toda su vida encerrados en jaulas pequeñas, donde enferman debido a las malas condiciones de vida. Además, viven menos tiempo a causa del estrés, la tristeza, la vida en cautiverio y los deficientes cuidados que reciben.

Para conseguir esas actuaciones que tanto gustan, los animales son muchas veces amaestrados a base de golpes, hasta que sus “adiestradores” consiguen que sean capaces de subirse a una silla, pasar por un aro en llamas, etc.

Y luego están los animales encerrados en diminutas jaulas, sacando el cuello por las rejas, sin apenas espacio para moverse: Pollos a los que en muy poco tiempo engordan; patos y ocas a los que embuchan hasta que enferma su hígado; gallinas ponedoras que pasan su vida en espacios tan reducidos que ni siquiera pueden estirar las alas. Esta es la cruel realidad que esconde la industria avícola y las bandejas plastificadas de los supermercados.

¿Sabías por ejemplo que los pollos son enviados al matadero con solo 41 días de vida para ser envasados en bandejas de plástico y acabar en las estanterías del supermercado? Para estos animales, que poseen una intensa emocionalidad, engordar tanto en tan poco tiempo es un calvario.

Y en cuanto a la ganadería intensiva, los animales (vacas, cerdos, ovejas) suelen vivir hacinados sin el espacio que necesitan para lograr unas condiciones de bienestar mínimas. Algunos encerrados en jaulas toda su vida sin poder siquiera moverse.

De cada uno de nosotros dependen muchísimos factores para cambiar este mundo

Como siempre digo en todos mis post, de cada uno de nosotros dependen muchísimos factores para cambiar este mundo, así que:

¿Qué puedes hacer?

-Nunca visites zoológicos ni acuarios ni parques marinos ni circos. Porque con tu dinero pagas la cárcel para los animales y para seguir negociando con ellos, en vez de aportar a su rescate y preservación. Y menos lo hagas con tus hijos. Yo era un padre que llevaba a mi hijo a estos lugares hasta que comencé a sensibilizarme acerca del tema. Me siento avergonzado.

-Comer carne requiere matar más animales de los que piensas: si comes carne regularmente desde la niñez hasta la vejez, te habrás comido 7 mil animales tu solito (11 vacas, 27 cerdos, 2.400 pollos, 80 pavos, 30 ovejas y 4.500 pescados). Ten un consumo de carne y pescado responsable, reduciéndolo lo más posible e incluso teniendo una dieta alternativa. Investiga.

-No compres animales, ADOPTA. Infórmate de la labor de las protectoras, en caso de que estés interesado en convivir con un animal. Y apoya económicamente si puedes, porque hace mucha falta.

Lee, documéntate sobre todo lo que está pasando. Y muévete: asóciate con alguna organización de protección a los animales. Lucha, porque como dice una organización animal…

“ELLOS SON LA FORMA QUE TIENE EL MUNDO DE DECIRNOS: ¡QUÉ BONITA ES LA VIDA!”.

Sigue el debate comentando esta emoción

Deja un comentario

 
  1. #1 Yo mismo

    El egoísmo humano no tiene límites. Poco les importa todo lo que dice a los papás. Si el nene o la nena se divierten… y la cadena contiúa y son las siguientes generaciones….. y así hasta que haya una conciencia generalizada y se ponga a todos esos animales en su medio ambiente. Si debido a unas relativas creencias religiosas, no podemos ayudar a niños y mayores con una muerte digna, nos vamos a ocupar de la vida que lleven los animales en laboratorios y parques zoológicos. ¡Ojala que artículos como éstos sirvieran para tocarnos la fibra! Enhorabuena.

Top
Conecta conmigo

Conecta conmigo

Únete a la comunidad y recibe un correo cada vez que publiquemos nuevo contenido en la página. ¡Únete al cambio!

¡Gracias por unirte a la tribu!