Aprender liderazgo siendo papá

 “Cuentan que un hijo le dijo a su padre que quería ser un líder, y le preguntó cómo podía lograrlo. El padre le respondió que lo primero que tenía que hacer era estar consciente de sus conductas. Que cada vez que sintiera que había hecho daño a una persona, clavara un clavo en la cerca de su casa. El hijo aceptó el reto y empezó a tomar mayor conciencia de sus actos.

Siguiendo el consejo de su padre, comenzó a poner clavos con el martillo cada vez que hacía daño, maltrataba a una persona o no la respetaba.

Luego de un tiempo el hijo dejó de poner clavos en la cerca, porque ya era consciente de sus actos y trataba bien a las personas. Entonces preguntó a su padre: ¿y ahora qué hago?

El padre le respondió diciéndole que por cada acto de bien y servicio que realizase, saca un clavo de la cerca. El hijo nuevamente aceptó el reto y empezó, poco a poco, a sacar los clavos. Ya estaba despierto, era consciente y además se dedicaba a ayudar a las personas.

En poco tiempo logró sacar todos los clavos. Contento, se acercó donde su padre, y le dijo: ¡he terminado! ¡Logré sacar todos los clavos! Finalmente he aprendido a ser una mejor persona, un líder. Sin embargo, acto seguido lo asaltó una duda: ¿ahora qué haremos con todos los huecos que dejaron los clavos en la cerca? El padre le respondió: “no los toques. Están allí para recordarte siempre que en tu camino de aprendizaje dejaste huella de dolor en la gente y que gracias a su entrega, comprensión y colaboración ahora puedes ser la persona que eres”.

Ser líder siendo papá

Ser líder es aprender a ser consciente de nuestras conductas y comportamientos, ser líder es servir a los demás, ser líder es guiar, orientar, estimular.

Cuando uno es papi, especialmente por primera vez, este hecho genera un cambio en sí mismo. Esta nueva realidad lo circunda a partir de ese momento todo. Desde mi punto de vista, hay un antes y un después de ser padre. Y no solo porque tomamos autoresponsabilidad como padres sino especialmente porque asumimos un compromiso activo y consecuente. Es el comienzo de nuestro “viaje del liderazgo”.

El liderazgo hay que situarlo en la acción diaria y cotidiana con nuestros hijos. Somos facilitadores para nuestros hijos. Somos su guía, somos su marco para tomar rumbo. Implicarnos con nuestros hijos es ofrecerles un modelo de valores de vida inculcándoles principios fundamentales que los llevarán durante toda su vida a través de nuestro propio ejemplo.

Es también priorizar nuestro día a día con ellos, ya que requieren de nuestra mayor energía y tiempo. Y aprender para enseñarles . Alguien decía que “los buenos padres no le resuelven los problemas a su hijo, le enseñan a asumir responsabilidad y a aprender de sus errores”. Y para ello, nuestros hijos aprenden, al menos inicialmente, a través de la observación que hacen de lo que nosotros decimos y hacemos.

Y lo más importante: es amarles y que sientan que son amados. El vínculo emocional con nuestros hijos se crea a través de nuestras caricias, de nuestros abrazos, del sentimiento de protección y seguridad. Al mismo tiempo, también debemos darles criterios de independencia para que perciban y juzguen el mundo con sus propios ojos y aprendan a pensar y a actuar por sí mismos: “cuando aprende a ir al baño y a comer solo comienza a darse cuenta de que el Yo Soy puede cambiar al Yo Puedo. Siente que tiene al mundo entero en su mano”. (Instituto Chopra Center for well being).

Finalmente, cuando hablo de un padre, hablo de un liderazgo trascendente, un liderazgo basado en su sentido de misión. Es un líder fuertemente comprometido con el proyecto, un proyecto de construcción de nuestro hijo, es un liderazgo  que predica con el ejemplo en valores y competencias. Nuria Chinchilla, Directora del Centro Internacional Trabajo y Familia del Iese Business School plantea que “en el hogar se están desarrollando competencias laborales todo el tiempo, especialmente cuando se vive la paternidad. Se desarrollan habilidades de liderazgo en el hogar. Pero no cuando estamos leyendo el periódico, sino que conviviendo con la familia, dirigiendo una casa”.

Finalmente, te dejo papi un enlace que te dará mensajes motivadores e inspiradores. Que te sirva.

Top
Conecta conmigo

Conecta conmigo

Únete a la comunidad y recibe un correo cada vez que publiquemos nuevo contenido en la página. ¡Únete al cambio!

¡Gracias por unirte a la tribu!