Esta es una frase que no sé de quién es… la he visto pululando por la red y me ha inquietado hasta el punto de escribir sobre ella. Porque es muy cierta: En mis manos está mi transformación. Si quiero cambiar, solo tengo que hacerlo. Tomarlo como mi propia responsabilidad y compromiso.

Estás en el principio. Tu punto de partida es la determinación. Hacerlo es decidir y decidirte de una vez por todas a hacer todo aquello que esté en tu mano para cambiar tu vida. Tú y solo tú, gracias a tu esfuerzo, disciplina y perseverancia, te mereces ser lo que quieres ser. Además, sólo sabes una cosa: está prohibido rendirse. Ya no existirán más excusas ni quejas ni aplazamientos ni justificaciones. Eso ya se acabó, es parte del pasado. Has dado el paso hacia adelante y ya no hay marcha atrás. No vas a retroceder. Porque has hecho un compromiso con alguien: contigo mismo.

“Cualquier persona cuya meta es” algo superior “debe esperar algún día a sufrir vértigo. ¿Qué es el vértigo? ¿El miedo de caer? No, El vértigo es algo más que el miedo de caer. Es la voz del vacío por debajo de nosotros, que nos tienta y seduce, es el deseo de caer, contra el que, aterrorizada, nos defendemos.” Milan Kundera.

Has dejado tus miedos inútiles atrás, sólo llevas en tu mochila los miedos útiles, aquellos que te salvan, te protegen porque estás alerta, y son también los que te dan aliento para seguir y seguir, con enfoque, determinación, coraje y actitud. Bienvenido ese tipo de miedo a tu vida, el que hace que no te detengas por nada. Porque tu fin en mente es solo uno: lograr lo que siempre has querido, enfocándote en las soluciones dejando atrás los problemas.

Todo esto va a suponer un enorme esfuerzo para ti. Debes saberlo. No bajes la guardia y sigue fiel a tu propio compromiso con la mayor auto exigencia posible, sin conformarte hasta que no llegues a lo que estás llamado a ser. Superando barreras, las primeras: tus propios límites. ¿Cómo?: creyendo en ti, en tu potencial y en tus talentos. También en tu perseverancia incansable. Aprendiendo, mejorando, evolucionando y creciendo. Más y más. Y por supuesto: ni se te ocurra rendirte. Eso no existe en tu mente. Lo único que existe en tu mapa mental se llama tesón y esfuerzo. Querer es tu brújula.

Ya tienes todo lo necesario para emprender tu viaje. Hoy es el día: vas a ver tu vida de un modo diferente. Amig@, haz que las cosas ocurran. Excede tus propias expectativas y sal a ser la mejor versión de ti mismo.

Sigue el debate comentando esta emoción

Deja un comentario