El psicólogo suizo Carl Jung estudió largamente la astrología dentro de su labor psicológica, especialmente en lo referente a su concepto de la sincronicidad. Jung entendió que existía un contínuum de unidad entre la mente, el espacio y el tiempo, una interdependencia que era posible debido a lo que llamó unus mundus, “la asunción de que la multiplicidad del mundo empírico emerge de una unidad subyacente”.

Es por ello que en este post quiero hablar de algo que al parecer es vitalmente relevante para la astrología:

Dicen los astrólogos que a partir de hoy 15 de mayo, una nueva era comienza: el planeta Urano se suele mantener en un signo durante siete años aproximadamente, y hoy día 15, Urano sale de Aries para entrar en Tauro.

Según la configuración astral, urano necesita 84 años para dar la vuelta al sol. La última vez que atravesó Tauro fue desde 1935 a 1942 (época que sabes que se desarrollaron en Europa el fascismo y el auge del nazismo, llegó la guerra civil española y también la segunda guerra mundial, entre otros sucesos). Comento esto porque es una época de sobresaltos ya que la energía de Urano con Tauro es choque porque son por oposición: 

TAURO       Nutrir   Tranquilidad    Comodidad   Producir    Estabilizar

URANO      Despertar   Cambiar    Liberar   Revolucionar   Proyectar   Innovar   Experimentar

Se asocia a Tauro – signo fijo de tierra, regido por Venus – con el mundo material, físico, con lo económico y la valoración, el manejo del dinero, la relación con la tierra y sus recursos, el cuerpo físico y los sentidos, la seguridad material, entre otros significados. Tauro simboliza la fase 2 del proceso, por lo que representa un espacio/tiempo en donde la energía es lenta, se detiene y hace cuerpo, o sea que nos habla de la fase de todo proceso en donde se manifiesta o materializa algo que comenzó en la fase 1, simbolizada en el Zodíaco por el signo de Aries.

Asociamos a Urano – como regente de Acuario, signo fijo de aire- con una energía que se presenta de modo inesperado y arrollador, produciendo un quiebre para innovar lo establecido, lo familiar, descartando todo aquello que ha entrado en proceso de repetición; también lo relacionamos con la irrupción de lo creativo, con el mundo de lo digital, lo electrónico; con los valores de igualdad, fraternidad y libertad, es decir, con una mirada socializadora de lo material y lo colectivo.

Urano con la energía de Urano hablamos de un cambio de valores súbito. O un cambio inesperado en nuestra realidad material que genera un cambio de valores radical. Con Urano este cambio no es un proceso que podamos controlar. Es un proceso con el cual nos podemos alinear.

TODO SE REVOLUCIONA. URANO SIMBOLIZA ASTROLÓGICAMENTE LA CONCIENCIA.

A menos que seas una persona orientada a la aceptación del cambio y apertura a la innovación por medio de la llegada de lo inesperado y la pérdida de lo familiar, de no serlo se producirá en ti una reacción de resistencia. Tal vez esa reacción incluya rechazo, negación o desprecio de lo nuevo que pretende ingresar a la vida, porque Urano viene dispuesto a tirar abajo todo lo que se resiste al cambio. 

Urano en Tauro nos habla de una profunda crisis de valores que están cavando profundo en el Alma de la Humanidad. Nos habla de una ruptura de planos de conciencia y realizaciones que hasta ahora nos han sostenido, nos han dado seguridad, estabilidad y pertenencia. ¿quién soy yo sin mi estabilidad?

La recomendación que nos dan los astrólogos para afrontar los tránsitos de Urano es soltar el control y abrirse al fluir de la experiencia. Porque el ingreso de Urano en Tauro significará una revolución para tu vida, una apertura transpersonal a tu conciencia y a la propia consciencia del mundo. Se avecinan cambios, grandes cambios en los próximos años, incluso convulsos cambios. De ti dependen que los orientes en una buena dirección con buenos valores. 

Relacionadas

Sigue el debate comentando esta emoción

Deja un comentario