Explora y descubre. Haz el cambio en tu mente

Extracto de mi libro “9 Gotas de bienestar y plenitud

cover

“A lo largo de la vida tejemos nuestra propia historia. Cuando las puertas de tu prisión se abran, tu verdadero dragón volará libre… Somos lo que elegimos ser” – Graham Brown

Te has preguntado alguna vez si quieres cambiar algo de ti mismo y, aun mejor, qué deseas cambiar de ti. Para eso debes de tener en cuenta que todas y cada una de las personas podemos cambiar. Ese es el único y gran reto de la vida: evolucionar para ser mejores personas y mejores profesionales. Eres el único responsable de tu propio cambio y, por lo tanto, de tu propio destino. Conéctate con TU INTERIOR para ver de otra forma el mundo. La conexión consciente comienza cuando te das cuenta de tu capacidad de decidir. Eres una expresión de infinitas elecciones y posibilidades. Decide ser. Porque ser es ser decidido.

Es verdad que cambiar no es fácil. Lleva tiempo y hay que dedicarle esfuerzo. Requiere paciencia y pensar que cuando se fracasa, se aprende. No es algo rápido por lo que al principio uno se puede sentir desmotivado al percibir que el tesón y esfuerzo invertidos son inútiles. Así que cuando ocurre esto, pensamos en desistir, dejarlo y de esta manera regresar a nuestra posición y actitud anterior. El cambio genera ansiedad, tensión y estrés. Entra en el cambio el virus que lo mata: el miedo al fracaso. Tendemos a pensar que nuestra personalidad no se puede cambiar, “soy lo que soy, para bien o para mal”. Nada más lejos de esta creencia que te autolimita.

Lo cierto es que es verdad: nos cuesta cambiar. Por estar anclados en nuestra zona de comodidad. La zona de confort es el conjunto de creencias y comportamientos a las que estamos acostumbrados y que nos resultan cómodas. Aquello que está dentro de nuestra zona de confort lo podemos hacer muchas veces sin mayor problema y no nos produce una reacción emocional especial. En cambio, lo que está fuera de nuestra zona de confort nos incomoda, nos produce un cierto rechazo, nos provoca ansiedad o nerviosismo al hacer cosas nuevas, diferentes o simplemente extrañas. Y entra el miedo en escena. Así que volvemos a esta “zona” donde, a pesar de que no evolucionamos ni progresamos tenemos una sensación de seguridad que nos produce tranquilidad.

El primer elemento de identificación entonces es comprender que tu posible zona de comodidad está basada en la manera en que has ido interpretando tus experiencias y que son estas interpretaciones y no la realidad las que te dicen lo que puedes y lo que no alcanzar.

El segundo elemento de identificación es entender que la vida comienza cuando sales de tu zona de comodidad. Toma confianza, autorresponsabilidad e ilusión y comienza tu camino, coge tu destino y ve a por él.

Decía Albert Einstein que “los problemas significativos que afrontamos no pueden solucionarse en el mismo nivel de pensamiento en el que estábamos cuando los creamos”. El cambio real, duradero y sostenible nace del origen de tus creencias superadoras, minimizando y reduciendo al máximo aquellos paradigmas que limitan tu vida, tu estado mental y tus acciones. Dicho estado mental es perfectamente posible modificarlo ya que con cualquier cambio que generas en tu vida lo que estás haciendo dentro de tu cerebro es crear nuevas conexiones mentales que fortalecen ese nuevo cambio o hábito que has creado dentro de ti. La mente se encargará de recordarte la nueva rutina que has creado y te dirigirá hacia ese fin. Todas las personas en este mundo tenemos la enorme capacidad de cambiar y reprogramar nuestra mente. Créetelo.

Top
Conecta conmigo

Conecta conmigo

Únete a la comunidad y recibe un correo cada vez que publiquemos nuevo contenido en la página. ¡Únete al cambio!

¡Gracias por unirte a la tribu!